Publicidad | Vea su anuncio aquí

Simplemente Gabriela

Metamorfosis

La mayor parte de su vida, Alejandra ha sacado lo "Guzmán" con esa personalidad y actitud rebelde y rockera heredada de su padre. Ahora, al parecer le ha salido lo "Pinal" y se ha vuelto responsable y disciplinada, como su famosa madre. Sin embargo, la popular cantante dice que actualmente no se siente ni Guzmán, ni Pinal y ni siquiera Alejandra, sino Gabriela, como su segundo nombre. Y quizá desde esa Gabriela afloraron los sentimientos que Alejandra expone en su disco Indeleble.

La escena sigue siendo la misma a la de muchas otras ocasiones a lo largo de sus casi 20 años de carrera: un lujoso hotel desde donde da entrevistas; luces, cámaras, maquillaje, cambios de vestuario y una Alejandra que sigue riendo, bromeando y rockeando aún desde afuera de los escenarios.

Sin embargo, ahora hay cosas que visualmente quizá no se perciban, pero que han cambiado. Ahora ya no hay drogas, no hay excesos, no hay tanta fiesta, y a cambio hay una mujer que muestra esa madurez que más allá de por los años, la ha adquirido con experiencias, buenas y malas, alegres y tristes, pero que le han servido para llegar a este punto en su vida.

"El rock es una manera de vivir, el rock está bien impregnado en mi ser. Yo pensé que ser rockero significaba meterte todo y salir y que te valiera gorro; yo sigo siendo rockera sin hacerme daño. Aprendí a quererme y a cuidarme y a que no porque lo haga otra persona, eso es el camino para ser el mejor rockero en el mundo.

"Mi vida ha sido un escándalo, siempre he estado en la televisión, y de repente hablan más de lo que es en realidad. Si yo fuera tan loca y reventada no tendría a mi hija, no tendría una casa, no tendría una carrera… Pero sí he pagado mis facturas, también tengo demandas, tengo cosas que no me gusta platicar, y dolor. Siempre tapas todo lo que hay adentro para que no te hagan daño, no te utilicen, no te partan el corazón, y como a mí ya me lo partieron, ya me utilizaron, ya me vieron la cara, ya me mintieron, ya me robaron, ya vi también el fracaso… Porque he visto muchas cosas, he tenido mis altas y mis bajas, pero mis altas han sido más altas que mis bajas", comentó la cantante en entrevista para Univision Online.

Y es que esta nueva Alejandra Guzmán, aún dentro de que conserva su esencia, ya no se siente ni Guzmán, ni Pinal y ni siquiera Alejandra, sino, como ella misma lo define, Gabriela, como su segundo nombre.

"Desde que nací vi en mi casa a dos grandes artistas, pero son muy diferentes. Mi mamá es totalmente responsable, se levanta temprano, tiene una disciplina. Mi papá es más desmadroso, es rocanrolero, es diferente. A los dos los quiero como son, pero yo tuve que hacer mi personaje y ese personaje necesitaba un background, y ese personaje también ha tenido sus trancazos y ha tenido que levantarse solo.

"Ahora soy Alejandra. Dejé por ahí a la Guzmán a la Pinal y hasta a Alejandra. ¿Sabes quién soy? Gabriela. Yo me llamo Gabriela, Gabriela Alejandra. Pero todas esas soy yo".

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí