Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Lo que no viste de PJ
  • Lo que no viste de PJ
  • Lo que no viste de PJ
  • Lo que no viste de PJ
  • Lo que no viste de PJ
  • Lo que no viste de PJ
  • Lo que no viste de PJ
  • Lo que no viste de PJ
  • Lo que no viste de PJ
  • Lo que no viste de PJ
  • Lo que no viste de PJ
  • Lo que no viste de PJ
  • Lo que no viste de PJ
  • Lo que no viste de PJ
  • Lo que no viste de PJ
  • Acceso total a Premios Juventud 2005
  • Próximo álbum

Acceso total a Premios Juventud 2005

¡Trío de ases!

¡Mi gente! No cabe duda de que entre los presentadores hubo excelente química. Con la excepción de los gritos de histeria de Kate del Castillo que fueron súper criticados, la participación de este trío de jóvenes mexicanos talentosos fue de primera.

¡Aprieta!

Si de música se trata, aquí se juntó la crema y nata del género urbano. Argelia Atilano -la DJ de los PJ- se dio banquete con los productores Luney y Tunes y el reggaetón del Daddy Yankee.

El papichulo de los PJ

Con las manos llenas veíamos a Daddy Yankee cada vez que pasaba por el pasillo de los camerinos. No uno, ni dos, sino siete premios de ocho nominaciones  se llevó El Cangri. Por eso le dicen el Rey del reggaetón. Algo que no sabíamos es que los premios se prenden, tienen un switch con un bombillito y el premio prende por dentro. Dignos de un reggaetonero, premios con mucho bling bling.

Rubia vs. morena

¡Aquí no hay peine que se resista! Del otro lado del camerino de Anaís estaba el de Shakira. Cuando la colombiana llegó de recibir uno de sus premios, Anaís salió corriendo para conocer a la intérprete de La Tortura. Después de las felicitaciones y los cumplidos, vino la foto del recuerdo, Anaís no conoció a Chayanne (soñaba con conocer al boricua), pero sí a Shaki, quien la felicitó por lo bien que canta y se mueve en el escenario.

Quien fuera manzana...

La ganadora de Objetivo Fama, Anaís, brilló con su presentación en la 2da. entrega anual de Premios Juventud. La dominicana nos confesó que la fama ha cambiado su vida y sobre todo cuando de comer se trata: "Ahora no puedo comer lo que quiero". Así, para ponerse los trajecitos apretados que usa en sus presentaciones, ésta come "poco o puras frutas". Ahora tampoco puede "salir a tomar y rumbear como hacía antes", precisó la cantante.

¡Azota!

Aunque estaba loca por conocer a Chayanne, Anaís no tuvo oportunidad. Sin embargo, sí compartió su camerino nada menos que con Daddy Yankee y con Ivy Queen. ¿Se imaginan a esos tres juntos? El Cangri salió encantado con Anaís, pero no piensen mal que el boricua está casado. A Daddy le encantó su voz y hasta hablaron de juntarse próximamente para hacer "alguito". Si Sissi pudo, ¿por que Anaís no?

"What's up"

Soy Carlos Calderón y le pego al reggaetón... Calderón se coló en el camerino de los Luney Tunes y se probó la ropa de los productores. ¿Saben cuánto cuesta cada chaquetita? Unos 2 mil dólares cada una. Qué buen gusto. Por algo los llaman el dúo dinámico del reggaetón, no sólo por su música sino por la pinta. A ver si se te pega algo, Carlitos...

Beso con sabor a...

La favorita de muchos y también de Carlos -que la persiguió por todos lados y que conquistó corazones en la noche de los PJ. La española Natalia, de la 5ta. Estación, se cambió como cuatro veces esa noche, corrió de un lado para otro y dijo estar feliz de haber participado en tan importante evento.

¡Perdón, que voy tarde!

Luis Fonsi por poco se mata en el pasillo cuando iba corriendo hacia el escenario para interpretar su nuevo sencillo Nada es para siempre. Los pasillos tras bastidores eran como un laberinto y a Fonsi le tocaba ir por delante del escenario para comenzar su canción y no lo sabía, cuando le dijeron: "Te quedan tres minutos" ¡Y a correr se ha dicho! Casi choca con nosotros y con un camarógrafo que pasaba por allí. "Perdón, perdón es que voy tarde", nos dijo Fonsi.

¡Qué nervios!

Los rebeldes de RBD estaban todos juntitos sentados esperando las premiaciones y los cachamos mientras anunciaban uno de los premios a los que estaban nominados, comiéndose las uñas a todo tren. El único que se mantuvo relax mientras anunciaban los ganadores fue el papacito de Poncho.
¿Nervio, hambre o manía? Con razón están tan flaquitos estos cuates...

"Antes muerta que sencilla"

"El pinta labios, toque de rimel"... Karla, que tenía todo bajo control, dedicaba su tiempo libre a retocar su maquillaje. Aunque Karlita no necesita mucho para verse bien, a ella le gusta lucir regia y maquillarse por sí misma.

Caliente y aplicado

Rafa Mercadante, muy aplicado antes de arrancar el show, se pasó todo el descanso repasando sus guiones. A este chico caliente no le gusta quedar mal, por eso repasó sus lecciones e intervenciones cada vez que tuvo un tiempito libre, para que no se le escapara ni un detalle.

 ¡Bien por la tecnología!

¡Yo hablo español y soy chilango! El anfitrión de la alfombra, Carlitos Calderón, no paró de hablar por teléfono entre ensayo y ensayo. ¿Será con alguna noviecita nueva? Este incansable chico de impacto llegó con una mano lastimada y vendada. ¿Qué te pasó en la mano, Carlitos? Según él, se lastimó haciendo pesas en el gimnasio... ¿le creemos?

Cuánta seriedad…

El Daddy llegó el mismo jueves en la tarde a practicar su entrada con el tigre. Se reportó muy sencillito con esta camisita a cuadros, pero el bling bling no falta ni para ensayar. Miren nada más el jueguito de pulsera, sortija y collar en puritito diamante y del bueno... ¡eh!... del bueno de Zirconia nada...

¿Qué me pongo?

Luis Fonsi ensayó temprano y en la grabación del Gordo y la Flaca se acercó a Rodner Figueroa para consultarle lo que vestiría en la noche. "Me voy a poner una camisita de algodón que me hizo Nicolás Felizola, ¿te parece?", preguntó. "Sí, para el calor y la ocasión está bien", le dijo el fashionista.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Las estrellas en PJ 2005

¡Qué buena rumba! JLo y Pitbull se fueron de 'party'

Duelo Mundialista, ¿quién fue mejor JLo o Shakira?

Jennifer Lopez, entre llanto, fiesta y sensualidad en Premios Juventud 2013

Disfruta más imágenes
a tu izquierda