Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • De parranda con Jenni Rivera
  • De parranda con Jenni Rivera
  • De parranda con Jenni Rivera
  • De parranda con Jenni Rivera
  • De parranda con Jenni Rivera
  • De parranda con Jenni Rivera
  • De parranda con Jenni Rivera
  • De parranda con Jenni Rivera
  • De parranda con Jenni Rivera
  • De parranda con Jenni Rivera
  • De parranda con Jenni Rivera
  • De parranda con Jenni Rivera
  • De parranda con Jenni Rivera
  • De parranda con Jenni Rivera
  • De parranda con Jenni Rivera
  • De parranda con Jenni Rivera
  • De parranda con Jenni Rivera
  • De parranda con Jenni Rivera
  • De parranda con Jenni Rivera
  • De parranda con Jenni Rivera
  • Próximo álbum

De parranda con Jenni Rivera

Vámonos de parranda

Con motivo de sus dos conciertos en el Nokia Teather de Los Angeles, California,  los pasados días 31 de julio y 1 de agosto, Jenni Rivera invitó a Univision.com a su “parranda” para registrar todo lo que pasaría no solo sobre en el escenario, sino también en la intimidad de su camerino. Aquí la “Diva de la banda” se deja hacer los últimos retoques en el peinado y maquillaje, momentos antes de salir a escena para el primer concierto.

Lee la crónica del primer concierto.

Atenta a todo

Aunque su mayor atención está centrada en lo que hará sobre el escenario, Jenni Rivera no pierde detalle de nada, y aún a unos minutos de salir a cantar se asegura de que todo esté listo y en orden, ya sea comunicándose directamente con sus asistentes, o haciéndolo ella de manera personal mediante su teléfono celular.

Los últimos retoques

En todo momento, durante los dos conciertos, el novio de Jenni Rivera, el beisbolista Esteban Loaiza, la estuvo acompañando tanto dentro de camerino como en las butacas del teatro a la hora del show. En esta imagen el publicista de Jenni, Arturo Rivera (de espaldas en la fotografía), le comunica a la diva que de acuerdo con su novio, ya luce bella y lista para salir a escena.

¡Home run!

Para quienes dudaban de la felicidad y estabilidad del noviazgo de Jenni Rivera y Esteban Loaiza, aquí esta imagen. La cantante grupera y el beisbolista se mostraron su amor en todo momento, ya fuera estando en el camerino mediante abrazos y besos, o cuando ella estaba sobre el escenario y le dedicaba canciones o le mandaba mensajes en doble sentido, pero que todos entendían: “yo tengo quien me ponche”.

Jenni Jean

Una de las sorpresas durante los dos conciertos fue la apertura de los mismos, pues Jenni Rivera apereció vestida a la usanza de Michael Jackson e hizo algunas coreografías como una forma de homenaje para el desaparecido cantante. Aquí, la diva ensaya los pasos que haría momentos después mientras en el sonido se escuchaba la célebre canción de Thriller, que también estuvo acompañada por bailarines.

Una oración antes de iniciar

Ya lista para salir a escena, Jenni se tomó unos minutos con su equipo de trabajo y sus familiares para hacer una oración en su camerino. Agarrados todos de las manos y haciendo un círculo, todos escucharon a la cantante mientras ella pronunciaba palabras de agradecimiento para Dios por todo lo que ha hecho por ella y por su carrera, y también le pidió porque la gente que ya la esperaba afuera disfrutara del concierto.

A escena

En punto de las 8:30 de la noche, Jenni Rivera apareció por la parte posterior del escenario acompañada de un pequeño grupo de personas de su equipo de trabajo. Ahí se mantendría un par de minutos mientras el sonido del lugar hacía la presentación de la cantante, y ya desde entonces, antes siquiera de aparecer sobre el escenario, las cerca de siete mil personas ovacionaban a la diva de la banda.

Beat it!

“Decidí hacer algo de Michael Jackson porque pensé en divertir un poco a mi gente. Thriller fue el primer disco que yo tuve. Siempre he sido seguidora de muchos artistas, no solamente en el género regional mexicano, y Michael Jackson era uno de esos artistas que yo miraba como completos”, dijo Jenni, quien para iniciar sus conciertos bailó a ritmo de Billie Jean y Thriller acompañada de un grupo de bailarines.

Todas son Jenni

Ya en pleno concierto, hubo momentos en que los coros de la gente eran tan potentes que Jenni no podía hacer otra cosa más que “cederles” el micrófono y dejarlos cantar. Y es que la conexión de “la diva de la banda” con su público es tan grande y especial que no se siente esa “barrera” entre público y artista. Muy al contrario, Jenni parece como una amiga más de sus miles de seguidoras.

Muy mexicana

Hacia la mitad de la velada, Jenni apareció ataviada con un vestido mexicano negro y verde, y acompañada del mariachi empezó su homenaje a “la más mexicana de las españolas”, Rocío Dúrcal, con los temas Como Tu Mujer, Costumbres, Juro que Nunca Volveré, Te Llegará Mi Olvido, Te Voy a Olvidar y Me Gustas mucho, todos interpretados con gran sentimiento y con la potente voz que caracteriza a Jenni.

A dueto con Shalia

Y cuando se pensaba que el homenaje a Rocío había terminano, entonces Jenni anunció la presencia de Shaila Dúrcal, y ante la ovación y celebración del público cantaron a dueto la célebre Amor Eterno, en lo que fue uno de los momentos más emotivos de la noche. Posteriormente Jenni dejaría el escenario a Shaila, quien cantaría ya sola un tema más, Dos Coronas.

Más mariachi

Para el segundo concierto, Jenni repitió el set con mariachi de homenaje a Rocío Dúrcal que había hecho la noche anterior, pero con algunos cambios. El primero fue de vestuario, pues en el segundo show lució también un vestido mexicano, pero en esa ocasión en combinado de colores rosa y amarillo. Lo que no cambió fue la emotividad de las interpretaciones, y la gran ovación del público.

En la cama con Jenni

Y si al principio del concierto Jenni hizo un homenaje directo al desaparecido “rey del pop” Michael Jackson, casi al final hizo otro tal vez indirecto para la “reina del pop”, Madonna. Y es que Jenni apareció recostada sobre una enorme cama, en algo similar a lo que hiciera Madonna a principios de los años 90 en su célebre gira Blonde Ambition.

Entre amigas

En el primer concierto otra de las invitadas especiales de la noche fue la cantante Marisela, una de las amigas más queridas de Jenni Rivera. Con ella, la “diva de la banda” realizó el dueto al tema A Escondidas, ante el júbilo y la celebración de la gente. Para el segundo concierto ya no se dio este dueto, pero la imagen y el recuerdo del primero quedarán para la posteridad.

Diva rebelde

Si algo caracteriza a Jenni Rivera no solo abajo del escenario sino también arriba es su naturaleza, picardía y libertad para decir las cosas como las piensa y las siente. En uno de los momentos de la noche, Jenni explicaba a sus fans cómo se baila en pareja “de cartoncito”, y en ese mismo baile cómo debe de agarrársele cierta zona a la pareja para tenerlo contento. En esta imagen lo explica demasiado bien.

¡Salud!

Y así como Jenni no tiene límites para decir lo que siente o lo que piensa, tampoco los tiene para hacer lo que quiera. Y como en un concierto de música mexicana no puede faltar un buen trago de tequila, en uno de la “diva de la banda” no es la excepción, y ella misma ponía el ejemplo. Incluso hubo ocasiones en que las fans que se encontraban en las primers filas le ofrecían de sus bebidas, y Jenni, como buena anfitriona, no les quedó mal.

Padres orgullosos

Al final del segundo concierto, con toda la emoción a flor de piel por el éxito de las dos presentaciones, en el camerino se vivió un ambiente de fiesta. Y quiénes mejor para felicitar primero a Jenni Rivera que sus padres, la señora Rosa y su padre don Pedro Rivera, quienes no cabían en sí mismos del orgullo. Inclusive, su propio padre se mostró además como todo un fan, y traía su propia cámara para captar el feliz momento.

En familia

Una vez celebrada y consentida por sus progenitores, el turno siguió para dos familiares más y un tercero com si lo fuera. Se trata de los hermanos de Jenni, Juan y Rosi Rivera, quienes también la acompañaron en los dos concietos (en el segundo, Juan cantó un par de temas, aunque no a dueto), y por supuesto su novio Esteban Loaiza, quien tenía una sonrisa como si hubiera ganado la Serie Mundial de beisbol.

Con la prensa

La “Diva de la banda” también recibió felicitaciones de parte de nada menos que quien la descubrió, el célebre locutor de radio, y reconocida personalidad en el medio grupero, Pepe Garza, que parecía como un orgulloso padrino. También asistió Jessica Maldonado, reportera de El Gordo y La Flaca, que no perdió oportunidad de felicitar a su amiga Jenni.

Trabajo de equipo

Jenni Rivera es la primera en reconocer el trabajo de la gente que colabora con ella, y de estar agradecida con ellos por su labor. Aquí en la foto aparecen su publicista Arturo Rivera (lado derecho), Alberto (asistente de Arturo) y el maquillista Gigi Jara. Otros integrantes de su equipo son el estilista Iván Montero, el diseñador Adán Terriquez, el maquillista jacob Yabele y la asistente de Jenni, Julie Vasquez.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Felices 91, Mandela

Luis Miguel y sus múltiples romances

La vida del gigante de la salsa, Cheo Feliciano

Miley Cyrus cancela su gira 'Bangerz Tour'

Disfruta más imágenes
a tu izquierda