Cremarán restos de Nelson Ned, el ‘Pequeño Gigante de la Canción’

Murió Nelson Ned

Murió Nelson Ned a los 66 años víctima de una neumonía grave.

- Twitter

Nelson Ned, conocido como 'El Pequeño Gigante de la Canción', murió a los 66 años víctima de una neumonía grave. Su cuerpo será cremado, de acuerdo con la última voluntad del cantante.

Los restos del cantante brasileño son velados en el Cementerio Horto da Paz de Brasil, lugar donde los familiares también han decidido cremarlo, según información retomada por TvNotas a través de varios medios brasileños

Al momento, el cuerpo de Nelson Ned es velado en dicho lugar, donde lo acompaña su viuda Cida, así como sus hijas Verónica y Monalisa, quien expresó lo siguiente respecto a la pérdida de su padre: "el cielo nunca fue tan romántico como ahora".

El cantante brasileño fue internado la noche del sábado en el hospital regional de la ciudad de Sao Paulo, Brasil. Fuentes oficiales informaron el domingo 05 de enero que murió víctima de ‘complicaciones clínicas’, detalló CNN en Español.

Nelson Ned era conocido como ‘El Pequeño Gigante de La Canción’, su fama se acrecentó en la década de los sesenta y pasó a ser una de las voces más románticas de Brasil.

Reacciones de cantantes por la muerte de Nelson

Su éxito se extendió de manera internacional cuando comenzó a cantar temas en español que lo consagraron en países como Argentina, México y Colombia.

Entre sus éxitos que tuvieron fama internacional se encuentran los temas Déjame Si Estoy Llorando, Todo Pasará, Mi Sangre Latina, Quién Eres Tú, entre otros.

Nacido el 2 de marzo de 1947, Nelson Ned D'Ávila Pintos padecía una enfermedad llamada displasia espondiloepifisaria por la que sólo alcanzó una estatura de poco más de 3 pies. Sin embargo, por su talento y romántica voz lo coronaron como 'El Pequeño Gigante de la Canción'.

Fue el primer artista latinoamericano en vender un millón de discos en Estados Unidos, vendió 45 millones de copias de discos en todo el mundo y se presentó al lado de grandes cantantes como Tony Benett y Julio Iglesias.