Gimme the power, la película de Molotov

Molotov habla de su película ‘Gimme the power’

Molotov y su película ‘Gimme the power’

Molotov y su película ‘Gimme the power’

Tito y Randy de Molotov, hablan sobre el documental del grupo, realizado por Olallo Rubio

Tito y Randy de Molotov, hablan sobre el documental del grupo, realizado por Olallo Rubio

Temp. Season 2012 | Epi. Ep. 120531 | 05/31/12 | 02:12  | TV-Y
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

Musica Musica

Molotov y su película ‘Gimme the power’

Molotov y su película ‘Gimme the power’

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
Tito y Randy de Molotov, hablan sobre el documental del grupo, realizado por Olallo Rubio
Ep. 120531 | 05/31/12 | 02:12 Disponible hasta 05/31/12

CIUDAD DE MEXICO.- Dicen que muchas veces la realidad supera la ficción, y aunque el documental Gimme the power no tiene nada de ficción, la realidad lo alcanzó antes de su estreno. Y es que ni planeado pudo haber coincidido mejor el timing entre el nacimiento de las manifestaciones estudiantiles en México en contra del control y manipulación informativa en los medios masivos de comunicación en tiempos electorales, y en contra del candidato del PRI a la presidencia Enrique Peña Nieto, con la presentación de esta película que si bien es sobre el grupo de rock Molotov, por la misma naturaleza del origen de la banda implica abordar temas sociales, económicos, políticos y de expresiones juveniles.

Concebido para recordarle a la gente “lo chingón que es Molotov”, en palabras de su director Olallo Rubio, Gimme the power es un testimonio visual y musical sobre la historia de uno de los grupos más polémicos y reconocidos del rock hispanoamericano de los últimos 15 años, usando como “grito de guerra” y punto de partida el título y contenido de una de sus canciones más emblemáticas: Gimme the power.

Pero también es un repaso de la política mexicana de los últimos 80 años, un recordatorio de las represiones sufridas por varios sectores sociales en México, específicamente los jóvenes; de los abusos cometidos desde las cúpulas del poder, asesinatos, matanzas, corrupción y violencia.

En entrevista con Univision Música, Olallo Rubio, director del documental, y Tito y Randy, integrantes de Molotov, hablan de Gimme the power, que se estrena este 1 de junio en México, y que próximamente llegará a las salas de Estados Unidos.

¿Gimme the power es un documental sobre Molotov con menciones de lo que ha sido la política mexicana de los últimos 80 años, o un documental de la política en México con menciones de la historia y la música de Molotov?
Olallo: Para contar la historia de Molotov había que contar el contexto social, político y económico en el que nace y se desarrolla la banda. Y para contar eso, había que dar algunos antecedentes acerca de la represión a los jóvenes, la represión al rocanrol específicamente, que en México fue muy dura. En su momento hubo una prohibición de 15 años en donde el rock fue totalmente marginado, por diferentes razones, porque torpemente se le confundía con posiciones comunistas, porque representaban libertad… en fin. Es un balance entre el grupo y lo que estaba ocurriendo mientras ensayaban en sus primeras canciones, y luego lo que pasa cuando ya millones de personas que estaban escuchando Molotov. 

Cuando salió Molotov tuvieron mucha censura, pero siento que era más por cuestiones morales acerca de cosas que decían algunas de sus canciones, y no tanto por los temas políticos y sociales que abordaban. ¿Qué opinan?
Tito: El argumento siempre fue moralino, pero después veía portadas (de discos) de cumbias y salsas con las chichis al aire, ¿y la moral? Entonces empiezas a analizar un poquito y ves que tiene relación con las familias más poderosas del gobierno, no podían promover algo como Gimme the power o el caso Jacobo (canción Que no te haga bobo Jacobo), y entonces te topabas con la censura de frente.

Olallo: Yo trabajé en radio durante muchos años y la canción más incómoda de todas era Gimme the power. La censura no era directamente a ellos también, pero sí a los que queríamos promover su música. Desde antes de que sacaran ¿Dónde jugarán las niñas?, en Radioactivo, que era la estación donde trabajaba, promovíamos a Molotov pero no podíamos tocar sus canciones. Siempre cuento la anécdota que (la estación de radio) WFM, que era de Televisa, empezó a coquetearle mucho a Molotov y querían tocar la canción Puto una vez cada hora, o sea 24 veces, y decían “no importa, vamos a pagar la multa”, y ese era su argumento. En Radioactivo dijimos, “vamos a tocar una canción de Molotov, una sola vez, que ellos (WFM) jamás van a poder tocar: Que no te haga bobo Jacobo. (risas). Yo siempre le di esa lectura política, y creo que todas las canciones protestan contra algo o denuncian algo.

¿Qué quieren lograr con Gimme the power, qué se quiere transmitir con la película?
Tito: Es importante para nosotros como propuesta artística, que ya exista este documento, en el contexto que sale la banda, por qué reaccionamos a ciertas cosas, injusticias. Además con todo lo que está pasando en el país, es importante que vean que el PRI estuvo de la verga en México, entonces los que no les tocó el PRI en el gobierno es (decirles) ¡aguas!, vienen justo las votaciones, entonces no vayan a votar por esos güeyes.

Además de lo musical, Gimme the power es como un ejercicio de recuperación de la memoria de lo que ha sido la política en México en los últimos 80 años.
Olallo: Se habla mucho de que México no tiene memoria histórica, y yo creo que los principales medios masivos electrónicos de México no nos están recordando nada. Hace cuánto que no se habla, del “halconazo”, por ejemplo; Tlatelolco tal vez ya es un evento icónico, ¿pero de Avándaro (festival masivo de rock, realizado en 1971)? Mucha gente no tenía ni idea de que en México hubo un Woodstock y a partir de ahí se prohibió el rocanrol durante 15 años; no se sabe mucho de la “guerra sucia”. En fin, todos los temas que se tratan en la película, sí es importante recordarlos, creo que la resistencia y la denuncia deben ser constantes. Espero que lo que está pasando actualmente no sea nada más una moda, la influencia del movimiento de Occupy en Estados Unidos.

Randy: Es recordarle a la gente todo lo que fue el PRI y la dictadura, y también recordarles que no tiene nada de malo cuestionar.

Olallo: Y recordarles también ¡lo chingón que es Molotov! (risas). Hay pocos grupos mexicanos que son como una aplanadora. Maná va a tocar a España y sí meten 20 mil personas, pero Molotov va a Eslovaquia, Hungría, a todo Latinoamérica; tocan en lugares más chicos pero en mucho más lugares del mundo, y Maná es otra cosa. Molotov es el grupo Latinoamericano más internacional actualmente. Está Calle 13, pero no sé bien qué está pasando con ellos en Eslovaquia, por ejemplo.

¿Qué opinan de ellos?
Randy: ¿De Maná? ¿Los embajadores del tequila? (risas).

No, de Calle 13.
Tito: Me gustan mucho sus letras, se me hacen muy inteligentes, tienen mucha onda. Su música no me gusta mucho, pero las letras se me hacen geniales.

¿Cuándo se estrena Gimme the power en Estados Unidos?
Olallo: Estamos negociando con las distribuidoras, pero esperemos que pronto. Va a ser muy interesante, hay nuevas generaciones que probablemente no conocen mucho de la historia del país de donde vienen por muchas razones, y creo que esta película les puede servir para eso y además para celebrar a Molotov.

Unete y participa en el foro de tu artista favorito