Publicidad | Vea su anuncio aquí

Juanes habló sobre el polémico concierto que dará en Cuba.

Protestas del exilio

La comunidad cubana que habita en Miami ha calificado a Juanes de "inmoral" y "cómplice del régimen castrista".

Incluso los inconformes han anunciado que se organizarán para boicotear al intérprete cuando visite Miami, mediante protestas y la destrucción de sus discos.

Ante tales manifestaciones de desaprobación, Juanes confesó estar conciente de los riesgos que conllevará el hecho de llevar su música a Cuba.

"No sé. Puede que pase, seguramente va a pasar. Yo vuelvo y les digo que si ustedes creen que por ir a Cuba a cantarle a un pueblo de 11 millones de personas tienen que  hacer eso, boicotéenme entonces, está bien. Aquí no hay más nada que hacer, sino esperar y el tiempo dirá si estuvo bien o estuvo mal", dijo.   

Sin embargo, el rockero colombiano confesó que no quiere ofender a nadie, mucho menos a los cubanos que viven fuera de la isla.

"Ir a tocar a Cuba es como imposible. Es como imposible ir a tocar a Cuba. Y vuelvo a lo mismo, para mí estar aquí en Miami es duro porque yo lo que menos quiero es ofender a los cubanos que han sufrido tanto", acotó.

El también compositor y arreglista explicó sus razones por las que escogió a Cuba como la sede del segundo concierto que organiza en nombre de la paz.

"Ir a Cuba es un símbolo, es un símbolo de que es tiempo de cambiar las mentes", comentó y agregó que "yo quiero ir a Cuba con mis amigos a decirle al mundo desde Cuba que las personas tienen que cambiar".

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí