Publicidad | Vea su anuncio aquí

"La Passion" de Pedro

A punto de renunciar

Una dolorosa prueba en la vida de Pedro Eustache casi lo obliga a renunciar por su vida y a sus talentos musicales. Sin embargo, gracias a la fe de su esposa ocurrió un milagro que lo llevó a tomar la decisión más importante de existencia. A continuación te presentamos su historia.

Tras haber estudiado en las mejores escuelas de música del mundo y compartiendo escenarios con las grandes orquestas y figuras de la música internacional, todo parecía indicar que los sueños profesionales de Pedro Eustache se hacían realidad.

Estos logros, sumado a que se encontraba felizmente casado y padre de una preciosa niña de tres años, hacían sentir a Pedro el hombre más feliz del mundo. No fue hasta que unos días después de este hermoso sentir que comenzó la dolorosa experiencia de su vida. Unos extraños síntomas en la salud de su preciosa hija cambiaron para siempre la vida de Pedro Eustache y su esposa.

"Cuando aparecieron los síntomas la llevamos a realizarle unos exámenes médicos y le diagnosticaron un tumor cerebral maligno", comenta el músico.

A pesar de esta trágica noticia, Pedro y su esposa no se rindieron ante la enfermedad y haciendo uso de su fe cristiana lucharon para que el tratamiento médico y sus oraciones le dieran una oportunidad de vida a su hija. Después de cierto tiempo, y al terminar el tratamiento, su hija respondió positivamente logrando una notable mejoría.

 

"Cuando creíamos que todo estaba bien repentinamente empezó nuevamente con los síntomas, y al poco tiempo se nos fue al cielo en nuestras propias manos".

 

Este doloroso suceso cambio la vida de Pedro y su esposa. Ya para ellos la vida no tenia sentido, inclusive llegaron a pensar en disponer de la misma. Vivieron meses en la depresión, pero sus principios cristianos y su fe les dieron la fortaleza para enfrentar la cruel realidad y entender que Dios tenía un propósito para sus vidas.

Luego de varios meses y con un poco más de fuerzas emprendieron a seguir con el curso de sus vidas. Pedro, a pesar de sus intentos por incorporarse en actividades artísticas como músico para ganarse la vida y ayudar a su esposa con los aportes de la casa, no consiguió oportunidades de empleo.

Esto lo llevo a plantearse abandonar esta actividad y dedicarse a buscar otro medio de sustentación. Una de las opciones fue la de vender autos. Cuando Pedro le contó a su esposa su deseo, ella de inmediato le manifestó no estar de acuerdo.

"Me dijo, 'Pedro, Dios te dio esos talentos para su gloria. Dobla rodillas ante él y dile que te muestre qué tiene preparado para ti'. Sorprendido con estas palabras, seguí sus instrucciones y después de pasar días orando recibí una llamada de un amigo para asistir a una audición del conocido productor Yanni. Después que fui auditado recibí la noticia de una oferta para trabajar con la banda de Yanni. De eso han pasado casi 10 años y actualmente sigo siendo el músico solista de su orquesta", comentó Pedro.

Aparte de pertenecer como músico solista en la orquesta de Yanni, Pedro ha participado en muchos trabajos musicales como flautista para orquestas como las filarmónicas de París, Londres, Berlín, California, Caracas, y para artistas como James Newton, Andre Crouch, Alex Acuña, Dori Caymmi y Shakira.

Otro éxito en sus trabajos fue la producción con sus flautas en la banda sonora de la película La Pasión de Cristo. Recientemente presentó exitosamente en la ciudad de Roma la filarmónica de la Pasión de Cristo junto al conocido compositor John Debney.Pedro nos confiesa que todos estos logros profesionales lo han hecho merecedor de muchos reconocimientos y premios, pero él considera que su mayor premio profesional es el amor que recibe de Dios.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí