Publicidad | Vea su anuncio aquí

Olga Tañón: una madre de fuego

Talentosa de toda la vida

La llamada "Mujer de Fuego" de la canción, Olga Tañón, quien ha grabado 12 discos y ha ganado cuatro premios Grammy, abrió su corazón a su público y conversó sobre partes de su vida que muchos desconocen. Entérate de las confesiones que hizo en Aquí y Ahora sobre la enfermedad que la acecha cada vez que canta, y de lo difícil que ha sido enfrentar el padecimiento de su hija Gabriela.

Compra sus discos

Olga Tañón viene de una familia de modestos recursos en Puerto Rico, pero eso no le impidió mirar alto y plantearse una meta, la misma desde que tiene uso de razón. 

"Mi primera presentación fue a los cuatro años en el Coliseo de Toa Baja de en Puerto Rico, se me olvidó prender el micrófono del nerviosismo que tenía porque había tanta gente... Pero con el galillo que uno tiene a los cuatro años se oyó por todo el lugar, en estos coliseos de Puerto Rico se escucha todo”, comentó entre risas.

Y quién no va a querer escuchar la voz de estar determinada mujer... Determinación que la llevó a luchar en contra de las limitaciones que enfrentó al inicio de su carrera. Una de ellas era el dinero para mantenerse y seguir luchando hasta "pegar" un tema.

"Papi nos decía que el trabajo siempre es orgullo, y yo siempre decía, 'el día que a mí no me vaya bien como cantante pondré un carrito de hot dogs y haré la mejor cebollita, pero montaré el mejor kiosco'", recordó.

No hizo falta el carrito de comida, porque poco tiempo después fue "descubierta" por unos productores. Éxito tras éxito, y tras romper la barrera de ser la primera solista mujer en el género del merengue, le impusieron el apodo con que la que muchos la conocen: "La mujer de fuego".

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí