• josé josé
  • josé josé
  • josé josé
  • josé josé
  • josé josé
  • josé josé
  • josé josé
  • josé josé

Un preso de la música

Talento y sangre de alcurnia

Es todo un príncipe y su mismo linaje le heredó no sólo la sangre o el apellido, sino también la vocación para ser El príncipe de la canción, pues José José contó con la fortuna de tener como padres al tenor de la Ópera Nacional de México, José Sosa Esquivel y la concertista de piano Margarita Ortiz, quienes apoyaron a este personaje a volverse un "preso de la cárcel de la música".

Principito brillante

El tiempo transcurría y aunque en la casa de José sus padres le exigían continuar con la carrera de mecánico en aviación, y por si fuera poco, oficialmente no se escuchaba otra cosa que no fuera música clásica. Sin embargo, él se las ingeniaba para de vez en vez encender la radio y disfrutar la música de sus intérpretes favoritos. En la lista contempló a Frank Sinatra y a Johnny Mathis. 

Y empezó a salir en la TV...

Después de trabajar por un largo tiempo como cantante oficial de populares cafés como el A plein Solei e Ipanema, por fin llegó la primera oportunidad. Se trató del disco sencillo El Mundo y Ma vie, mi vida, con los que José José comenzó su carrera en televisión en México.

Chico multifacético

¿Se imaginan a José José cantando y tocando jazz y bossanova? A pesar de que el Príncipe ya había dado el primer paso en su camino hacia la fama, como una muestra de su versatilidad, Pepe formó el trío Los Peg, en el que tocaba el contrabajo e interpretaba ese tipo de música

Todo por una canción

El Príncipe de la canción se subió a La Nave del Olvido allá por el último mes del último año de 1969, y vaya que le resultó, pues esa melodía fue todo un suceso y se reafirmó como un cantante con personalidad propia que el público no dejaría jamás.

Concursante destacado

El Triste, una de las melodías más representativas del repertorio de José José, fue la canción con la que el intérprete representó a México en la segunda edición del Festival de la Canción Latina, que se llevó a cabo el 25 de marzo de 1970. Ahí, y ante la inconformidad de muchos, obtuvo el tercer lugar del certamen.

Empieza su vida loca

Lo que después sería algo ordinario para el Príncipe de la canción ocurrió a inicios de los años setenta, ya que consigue en Estados Unidos su primer Disco de Oro, que recibió en la ciudad de Los Àngeles. Además consiguió debutar en un club selecto en ese entonces, dónde sólo actuaban los más refrendados de la escena. Se trata de El Patio. Por si eso fuera poco, también se embarca en su primera gira internacional, durante la cual debuta en la televisión al lado de Topo Gigio, el simpático ratoncito con el que toda una generación se dormía luego de darle las buenas noches.

Todo un personaje

Su calidad humana también lo llevó a participar en diversos discos y conciertos a beneficio de la humanidad, tanto en Latinoamérica como en Estados Unidos. Una muestra de ello fue la grabación en la versión español de Hermanos del Tercer Mundo (We are the World) junto con Celia Cruz, Cantinflas, Julio Iglesias, Vicky Carr y María Conchita Alonso, a beneficio de la comunidad africana.  Además participó en la Liga contra el Cáncer, dando conciertos a beneficio de esa causa en Miami, el Distrito Federal, San Salvador y otras ciudades más. Otras causas a las que El príncipe se ha sumado han sido las víctimas del terremoto de 1985 en México, un hospital para pacientes con problemas de alcoholismo y drogadicción y APAC (Asociación pro-paralítico cerebral). Por todo eso y más, José José es el Personaje del Año del Latin GRAMMY 2005. 

Videos