Emilio Estefan

Latin GRAMMY 2001

Latin Grammy

- Univision.com

El Midas de Miami

Cierto día del año de 1960, un adolescente cubano con tan sólo 13 años de edad decidió emigrar a Estados Unidos en la búsqueda del sueño americano y de una mejor forma de vida sin importar las barreras del idioma, la cultura y las discriminaciones raciales de las que tanto se comentaba. Para ese momento, el adolescente Emilio Estefan Jr no se imaginaba que gracias a su estupenda visión, la industria discográfica y del entretenimiento en el mundo latino de hoy, no sería la misma sin su participación.

Descubridor de grandes luminarias, productor, músico, empresario, manager, esposo, padre, Emilio Estefan es símbolo de la nueva hispanidad ante el mundo al fusionar dos culturas: la anglosajona y la latina, y entender el sentir y las inquietudes de ambas. Gracias a ello ha creado su muy particular forma de trabajar en el punto medio de ambas.

Entre las estrellas latinas que han triunfado de su mano se incluyen su esposa Gloria Estefan, así como Ricky Martin, Jennifer López, Shakira, Madonna, Carlos Ponce, Celia Cruz, Christina Aguilera, Miami Sound Machine, Mandy More, Raúl Di Blasio, Thalía, Carlos Vives y Jon Secada.

El "Midas de Miami", considerado uno de los productores más importantes de la música pop en los últimos 20 años, ha obtenido varios premios Grammy, y ha sido nombrado Personalidad del Año por la Latin Academy of Recording Arts & Sciences.

Nacido un 3 de marzo de 1953, desde que tuvo uso de razón trabajó para convencer a propios y extraños de la música, y especialmente para lograr que la música latina pudiera tener éxito sin importar la barrera del idioma. Es así que crea el grupo Miami Sound Machine.

"Trabajé duro para llegar a hacer lo que quería, en los primeros años, cuando trataba de convencer a las compañías para que grabaran música latina, me gastaba todo mi dinero en billetes de avión. No tenía para pagar hotel y debía ir y volver a Nueva York en un solo día", declaró recientemente el también músico.

Según Emilio, en los años setenta y principios de los ochenta, tanto su esposa como él eran "simples inmigrantes y el país no tenía una buena economía; además, había mucha discriminación con la música, los ejecutivos de las disqueras nos decían '¡quita ese trombón, quita la trompeta!', pero nos negábamos porque ésa era nuestra música.

"Siempre he admirado a Gloria por su lealtad. Ella ha mantenido sus raíces bien firmes y nunca se cambió el nombre como le sugirieron, tampoco buscó productores norteamericanos como también le recomendaron en sus primeros años y no dejó de invitar a músicos latinos a sus grabaciones", señaló Estefan Jr..