A un año de la muerte de Jenni Rivera, así la recordamos

Jenni Rivera

La repentina muerte de Jenni Rivera llenó de desconsuelo y tristeza los corazones de sus fanáticos y su familia.

- Universal Music

Hace un año, la mujer que se abrió paso entre un género dominado por hombres entristeció el corazón de millones en el mundo. Jenni Rivera, 'La Diva de la Banda' murió en un aparatoso accidente aéreo el 9 de diciembre de 2012 y nadie lo podía creer.

Serenata a Jenni Rivera en fotos

Fueron largas horas de angustia, desesperación e incertidumbre. Ese día fue largo, uno de los más largos del mes de diciembre para muchos seguidores de la cantante y en especial para la familia Rivera, quienes se negaban a aceptar la triste noticia.

Jenni jamás imaginó que, estando en la cima de su éxito musical, el fin llegaría tan pronto y de forma tan dolorosa. 

Después de presentarse la noche del 8 de diciembre en la Arena Monterrey, en Nuevo León, al norte de México, la cantante y sus acompañantes abordaron una avioneta tipo Lear Jet rumbo a Toluca, cerca de la Ciudad de México sin imaginar que ese show y ese vuelo serían los últimos.

El reporte de las autoridades mexicanas indicó que la nave despegó a las 3:15 de la madrugada del 9 de diciembre y casi 30 minutos después perdió contacto con la torre de control. Pronto, comenzaron los protocolos de búsqueda para localizar el aparato donde viajaban Jenni Rivera, Arturo Rivera Ruiz, Mario Macías Pacheco, Jacob Yebale Aguilar, Jorge Armando Sanchez Vázquez y los pilotos Miguel Pérez Soto y Alessandro Torres Álvarez. 

Las primeras declaraciones de las autoridades dieron a conocer que la nave y sus tripulantes estaban desaparecidos y no se sabía exactamente si había víctimas fatales. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes informó, por la tarde del 9 de diciembre, que unos campesinos habían encontrado parte del avión, así como restos humanos.

En medio del escándalo y el dolor, Johny Ángel, el menor de los cinco hijos de Jenni, conmovió a los seguidores de la diva, pues pedía desesperadamente a través de su Twitter que encontraran a su mamá: "Por favor, ven a casa conmigo mamá. Te amo. Dios, por favor, tráela de regreso sana y salva". 

Las súplicas de Johny no fueron suficientes. Horas después, Gerardo Ruiz, titular de la dependencia, dijo que la escena era un desastre y que no había sobrevivientes. Era oficial, Jenni Rivera estaba muerta.

La aeronave se estrelló en el rancho 'El Tejocote', en la comunidad de Iturbide, en Nuevo León cerca de las 4 AM.

Pronto comenzaron a surgir en las redes sociales teorías sobre el 'avionazo'. Se corrieron rumores como que, la nave había sido derribada por un grupo criminal o que el piloto había logrado aterrizar el avión y que Jenni había sido secuestrada. 

Todas esas teorías no quedaron más que en simples rumores. Los fans de Jenni estuvieron pendientes de cada minuto que pasaba, pues aún no se podía localizar el cuerpo de 'La Gran Señora'. 

Recuperar los restos humanos de las víctimas no fue nada fácil, pues 'El Tejocote' está a tres horas de Iturbide, y además es un lugar inaccesible para vehículos, sólo se puede llegar a pie.

Luego de horas de ardua labor en la zona, los restos de las víctimas fueron llevados a Monterrey, para realizarles exámenes de ADN, para que sus familiares pudieran reclamarlos. 

Los hermanos de la cantante, Lupillo, Juan y Gustavo Rivera, se trasladaron al anfiteatro del Hospital Universitario, donde reconocieron lo que quedaba del cuerpo de Jenni. En sus redes sociales, 'El Toro del Corrido' dejó un mensaje para Rosa Saavedra, la mamá de la cantante:

"Ama..voy a llevarle a su hija a casa, Le llevare su mama a mis sobrinos A nuestra hermana. fans a una gran señora!!!!!!!!!!................ (sic)", esas palabras fueron memorables y nadie se imaginaría la batalla familiar que meses después emprenderían.  

Fue hasta el 14 de diciembre que los restos de Jenni llegaron a Los Ángeles y cinco días después en una emotiva ceremonia denominada 'Graduación Celestial', sus fans y su familia se despidieron de ella en el Gibson Amphitheatre. 

Los restos de Jenni descansan en paz en el cementerio All Souls, en Long Beach California y hoy, a un año de su fallecimiento, recordamos con cariño y dolor la pérdida de La Diva de la Banda, esa mujer que abrió las alas como mariposa para volar hacia la fama internacional y que ahora es toda una leyenda.